Informe critica a Yakima por vuelos ICE de deportación, mientras la ciudad explica dilema financiero

A man detained by Immigration and Customs Enforcement waves back to activists from the Yakima Immigrant Response Network Tuesday, Aug. 20, 2019 as they wave signs and call out "no estas solo, you are not alone." CREDIT: ENRIQUE PÉREZ DE LA ROSA/NWPB
Un hombre detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas saluda a activistas de la Red Comunitaria de Inmigrantes de Yakima el martes 20 de agosto del 2019 mientras les gritan “no estas solo, you are not alone.” CRÉDITO: ENRIQUE PÉREZ DE LA ROSA / NWPB

Lea más

Desde que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, mejor conocido como ICE por sus siglas en inglés, trasladó vuelos de deportación del condado de King a Yakima en mayo, el área central del estado de Washington ha desempeñado un papel cada vez más grande en los procedimientos federales de deportación, a pesar de protestas de activistas locales. 

Activistas que forman parte de la Red Comunitaria para Inmigrantes de Yakima son testigos a cada vuelo que en promedio llegan al aeropuerto dos veces por semana. El martes 20 de agosto activistas portaban letreros contra ICE y la deportación, agitando sus brazos y gritando repetidamente: “No estas solo. You are not alone.”

Mientras los detenidos subían una escalera propiedad de la ciudad de Yakima al avión, con las manos y las piernas encadenadas, saludaban a los activistas que observaban a lo lejos.

A la vez, voluntarios de la Red Comunitaria para Inmigrantes contaban y fotografiaban cada persona que abordaba el vuelo operado por un subcontratista de ICE, así como lo hacen cada semana. Esta vez, dieciocho detenidos bajaron del avión, probablemente en camino al Centro de Detención del Noroeste en Tacoma, y luego 88 subieron a bordo en camino a El Paso, probablemente para ser deportados.

El Departamento de Correcciones del Condado de Yakima tiene un contrato desde el 1996 para mantener detenidos federales en la cárcel del condado. Pero un nuevo informe del Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Washington (UWCHR) alega que el rol que juega el condado y la ciudad de Yakima en procedimientos de deportación es más grande que nunca.

El reporte estima que en promedio 160 personas bajo custodia de ICE ahora fluyen a través del aeropuerto de Yakima cada semana.

“Eso significa que nuestras entidades públicas, ya sea la cárcel del condado o la ciudad de Yakima, que dirigen el aeropuerto, deben considerar cuáles son las implicaciones éticas de estar involucrado en ese trabajo que sabemos está cometiendo abusos contra los derechos humanos de manera regular”, dijo Angelina Godoy, directora del UWCHR. 

“¿Son estos el tipo de socios comerciales que queremos que tengan nuestras entidades públicas?”, comentó Godoy.

UWCHR informó anteriormente sobre acusaciones de abuso en vuelos de deportación de ICE, citando un registro de quejas del Departamento de Seguridad Nacional. Ademas, periodistas de ProPublica encontraron en mayo 214 quejas presentadas contra agentes federales por abusar o maltratar a niños detenidos.

Pero el nuevo informe no encontró casos de abuso físico en vuelos hacia y desde Yakima, en parte porque los vuelos solo comenzaron recientemente y ICE resguarda información sobre el abuso, dijo Godoy

Aunque no se hay pruebas aun de abuso físico en vuelos de Yakima, la región se ha convertido en una parte más importante de lo que Godoy llama la “red de deportación con fines de lucro”. Según el informe de la UWCHR, “Yakima seguiría siendo responsable de su papel en el envío de detenidos para ser abusados en otros sitios”.

“Esta es una red que opera prácticamente sin transparencia y con muy poca responsabilidad”, dijo Godoy.

Pero la ciudad de Yakima sigue de cerca las operaciones de ICE que ocurren localmente, dijo el portavoz de la ciudad, Randy Beehler.