Preocupación por la baja participación electoral de los latinos en WA

A colored map of Yakima's voting districts.
La preocupación por la redistribución de los distritos en el Valle de Yakima puede verse eclipsada por la la baja participación electoral de los latinos.

Listen

Johanna Bejarano, del NWPB, informa sobre la preocupación por la baja participación de los votantes latinos en el estado de Washington / Duración: 2:41

Read

Las demandas sobre los mapas de redistribución de distritos y los informes sobre el rechazo de los tarjetones de los votantes de color han puesto en primer plano el poder de los votantes latinos en el Valle de Yakima. Los esfuerzos para asegurar su derecho al voto plantean la cuestión de si estos pueden ser eclipsados por la historia de la baja participación electoral. 

El voto latino en el Valle de Yakima se considera un punto de inflexión para las elecciones de este año en el estado de Washington.

Los recientes debates sobre el mapa del Distrito Legislativo 15 y los informes sobre el rechazo de las papeletas de los votantes latinos sugieren que esta comunidad representa una gran ventaja o desventaja para cualquiera de los dos partidos.

Sin embargo, la preocupación por dotar a los latinos de una mayor representación en Yakima puede verse eclipsada por la históricamente baja participación electoral de esta comunidad.

Giovanni Severino, gerente de la Campaña Juvenil del Fondo Comunitario Latino (LCF, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro que apoya a la comunidad latina en el estado dice que es fundamental una mayor participación de los votantes.

“Desafortunadamente, en los últimos años no hemos visto la participación electoral que esperaríamos. Ha habido una cantidad muy baja de votantes latinos o específicamente de apellido español en el Valle de Yakima que esperamos mejorar en estas próximas elecciones”, dijo Severino

Según la página web del condado de Yakima, el 56% de los votantes con apellidos españoles devolvieron sus papeletas para las elecciones presidenciales de 2020. También, votaron en proporciones similares en 2016 y 2012.

Las elecciones legislativas de 2018 mostraron una participación del 41 por ciento de los votantes con apellidos españoles en el condado de Yakima. Para el Distrito Legislativo 15, que ha estado en el centro de la controversia en los últimos meses, esa participación fue del 40 por ciento.

Tanto en las elecciones presidenciales como en las legislativas, la participación de personas con apellidos españoles es un 30 por ciento inferior a la de las personas con un apellido no español.

En otras elecciones locales, la participación de las personas con apellido español no ha superado el 13 por ciento.

Con más oportunidades para elegir al candidato de su preferencia, diferentes razones impiden a los hispanos acudir a las urnas, dice Severino.

“Nuestra comunidad no tiene necesariamente una buena relación con la identidad del votante donde no conocen a nadie en su familia que haya votado antes. Aprender a votar, aprender el proceso, en lugar de convertirse en algo como si fuera un deber y algo que debemos hacer para mejorar nuestros medios de vida, parece más bien un inconveniente”.

Además, las barreras lingüísticas, la incomprensión de algunos términos de las tarjetas de votación y el olvido de firmarlas también afectan las posibilidades de que los hispanos decidan votar o que sus votos sean aceptados.

En el condado de Yakima se emitieron más de 127.000 papeletas para las elecciones generales de 2021; al menos 34.000 fueron para personas con apellidos hispanos.

Related Stories: